VOCES QUE SALVAN VIDAS:CARA A CARA CON EL MISTERIO (CASO REAL)

Al dedicarme a la investigación paranormal recibo muchos testimonios de personas que se han encontrado con lo extraño. Hoy os traigo uno de ellos, un escéptico ante el misterio. Voces del otro lado que salvan vidas

UN ESCÉPTICO CARA A CARA CON EL MISTERIO

CASO4

En ocasiones, el misterio aparece en la vida de personas escépticas, totalmente ajenas a los fenómenos extraños, personas que no dan crédito a la existencia de fantasmas o de manifestaciones de seres queridos desde el más allá.

Cuando el misterio se planta ante sus ojos, se rompen sus esquemas en mil pedazos y trastocan la forma en la que hasta el momento percibían la realidad. Como ya sabéis el escéptico solo cree lo que puede ver o percibir. 

Tiene una explicación racional para todo, hasta que llega un día que ocurre algo que no puede explicar. Este es el caso de uno de los testigos al que le cambió la vida tras un extraño suceso.

Este testimonio me lo cuenta una persona escéptica cercana a mi entorno que tras 20 años decide romper su silencio y compartir conmigo su testimonio, bajo el anonimato me permite compartirlo con vosotros, por ello para contar su historia le pondremos un nombre ficticio: Juan.

UNA VOZ EN LA NOCHE

CASOREAL

Era una noche fría de invierno,como cualquier otra, o al menos eso parecía. Juan salió tarde del trabajo, cogió su coche y la cena que se comería al llegar a casa. 

Juan siempre pasaba por la misma carretera cada noche, se paraba ante un semáforo que advertía la preferencia de otros coches que cruzarían delante de él, un cruce bastante peligroso y que respetaba siempre.

Esa noche el cansancio y las ganas de llegar a casa le pasaron factura a Juan y decidió saltarse por una vez ese larguísimo semáforo  que le parecía absurdo esperar, cuando a las dos de la madrugada allí no pasaba nadie. Decidido a saltarse el semáforo, fue a arrancar el coche cuando de repente, desde el asiento de atrás escucha una voz que le pide que se detenga:

CASO3

– ¡Detente! esa voz emergía en la oscuridad de la noche desde la parte de atrás de su coche, una voz firme, de un hombre mayor. Evidentemente allí no había nadie, juan estaba solo.

 Lo más aterrador, es que pudo reconocer a la perfección la voz de su abuelo, fallecido meses atrás. Esta voz no era desconocida para Juan, nuestro testigo. 

Al escuchar esa voz, Juan se detuvo. En ese instante un coche a toda velocidad pasó por delante de él. Si Juan no hubiera escuchado esa voz que lo paralizó, habría impactado contra ese coche terminando en la más absoluta fatalidad, esta extraña voz le salvó la vida.

Este suceso cambió para siempre la percepción de la realidad, que lo llevó a hacerse preguntas que nunca se había hecho, a no juzgar y pensar que lo sabe todo.

Y, principalmente le abrió los ojos ante un mundo que no pensaba que existiera y ahora tenía que buscar una respuesta que probablemente le llevaría a más preguntas sin resolver.

LLUEVE

Jamás supo darle una explicación a la voz de su abuelo que le advertía del peligro en plena noche, cuando allí no había nadie. Una voz nítida y clara, que recordará para siempre.

La excusa del cansancio no parecía convencerle, pues realmente esa voz le salvó la vida,y fue determinante para que el no acelerase el coche y se matara esa madrugada.

La respuesta parecía obvia, su abuelo le había salvado la vida desde el más allá, pero si algo es difícil es encontrarle explicación a un suceso extraño, y tan intenso.

Cuando me contó la historia sentí como si  Juan se hubiera quitado un peso de encima, pues nunca le contó esta historia a nadie por si lo llamaban loco o no le querían creer, pues ni siquiera el sabia explicar lo sucedido y el terror que le causó.

unnamed-1

Tras hablar conmigo, desahogarse y escuchar mi punto de vista, entendió que a veces el misterio nos sorprende a pesar de las creencias que tengamos o si somos escépticos.

El misterio se presenta cuando menos te lo esperas y no tiene límites, además, siempre con un mensaje y a la persona indicada. No tenemos explicación para todo, ni mucho menos, es más cada día aprendemos algo nuevo.

¿Porqué pensar que algo no existe solo por que no lo puedas ver?

Si te ha ocurrido algo parecido, cuéntame tu historia.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s