Leyendas Urbanas: La pulsera negra

pulsera negraAquella noche había sido especialmente dura para el joven doctor Thomas,el servicio de urgencias no había tenido ni un respiro.

Por vez primera le tocó a Thomas encargarse de una paciente sin el respaldo de otro doctor,para atender a una chica joven muy grave tras sufrir un accidente.Tras largas horas en una operación muy delicada y complicada,la paciente falleció.

Esa noche no le tocaba al doctor Thomas ocuparse de la paciente pero había demasiado trabajo y decidió atender a esta chica,que finalmente no pudo salvar,con resignación le colocó la pulsera de color negro,que significaba que el paciente había fallecido.

Al finalizar su turno, Thomas estaba en triste, su cara demacrada por el cansancio y el fuerte impacto emocional de perder a su primer paciente le habían dejado destrozado. Entró en el ascensor. Se dirigía a la séptima planta donde tenía su ropa, lo único que quería era cambiarse e irse a dormir.

Eran las 4 de la madrugada,y en el ascensor se encontró con una mujer con la cara pálida,Thomas pensó que sería un familiar de algún paciente y que estaría cansada tras largas horas en el hospital. La mujer le saludó:

-Uff y yo que creía que tenía mala cara, ¿chico pero que te ha pasado?

Thomas se giró y vio a una mujer de unos cuarenta años que le sonreía, estaba casi tan pálida como él y aunque no tenía muchas ganas de conversar la contestó.

-Hoy ha sido un día muy duro, no se ni como estoy todavía de pie. Además he perdido a mi primer paciente – le dijo mientras ponía un gesto que denotaba que estaba a punto de echarse a llorar.

ascensor

De repente se abrió la puerta del ascensor;

Al mirar fuera vio la silueta de una joven en mitad del pasillo, al terminar de abrirse la puerta del ascensor comenzó a girarse lentamente hacia ellos. Thomas al ver la cara de la chica dio un salto hacia atrás y pegó la espalda a la pared del ascensor mientras señalaba a la chica que había fuera y trataba de decir algo sin conseguir articular palabra.

De repente pareció recuperar el control de su cuerpo y se abalanzó hacia el panel del ascensor presionando repetidamente el botón que cerraba las puertas. La mujer que había en el interior del ascensor se quedó mirándole perpleja cuando la puerta se cerró cuando faltaba menos de un metro para que la joven que había fuera entrara en el ascensor.

-E… e… esa chica – dijo tartamudeando del susto – yo mismo la vi morir, no pude hacer nada para salvarla y le puse esa pulsera negra.

La mujer que se había mantenido pegada a la pared sonrió y mientras levantaba el brazo le preguntó:

¿Una pulsera cómo esta?

Thomas se giró a mirarla y vió como en su muñeca había una pulsera de color negro, idéntica a las que usan en el hospital. El joven médico se desmayó del susto.

Minutos después encontraron a Thomas aún desfallecido en el suelo del ascensor. Todos atribuyeron su desmayo al cansancio. Pero él sabía que lo que había pasado era real, en su mano tenía una pulsera negra que había arrancado sin querer del brazo de la mujer que había en el ascensor mientras caía desmayado.

¿y, si te ocurriera a ti?

Facebook: https://www.facebook.com/EnigmasdeMedianoche

twitter: https://twitter.com/tamara200310

youtube: https://www.youtube.com/channel/UCt-OxHLNHr7tNS_SySpKWpQ

 

 

 

 

Anuncios

6 comentarios en “Leyendas Urbanas: La pulsera negra

  1. Gracias Tamara, ya me incomodaba mucho tomar un ascensor como para ahora leer esto, seguramente lo recuerde siempre que tome uno jajaja. Me encantan este tipo de leyendas urbanas, sean ciertas o no realmente te hacen pensar y desear nunca estar en una situación similar. Si tu objetivo era darle un escalofrío a alguien felicidades, lo has conseguido. Un saludo 😛

    Le gusta a 1 persona

      1. Aunque tenga que subir 20 pisos por escaleras para no tomar el ascensor lo hago, con la excusa de que es más saludable hacer ejercicio jaja. Aunque pensándolo bien este tipo de experiencias pueden suceder tanto dentro de un ascensor como en unas escaleras, no sabría decirte qué sería peor. Espero con ansias la siguiente entrada, saludos!

        Le gusta a 1 persona

      2. ¿te cuento una anecdota? hace unas semanas se estropeó el ascensor de mi bloque,y llegue por la noche,al llamar al ascensor no respondía y decidí subir por escaleras, cuando llegué al tercer piso se apagaron las luces y solo se iluminaba por el ascensor abierto y atascado en el tercer piso,que marcaba el piso 7 estando en el 3. daba un mal rollo que subi las escaleras a toda prisa hasta el 5 que es el mio jaja no me gustan los ascensores!

        Le gusta a 1 persona

      3. Jajaja, qué fea situación! Aún más con el hecho de haberse apagado las luces, parecería que todo el edificio conspiró para darte un susto. Lo bueno es que el ascensor ya estaba atascado y no se atascó contigo dentro con las luces apagadas, porque si a mí me sucede eso habrá un espíritu dentro del ascensor pero será el mío, porque seguramente moriré del susto jajaja.

        Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s