Apariciones en la carretera

curva

Almas en pena que murieron en un accidente de tráfico o en algún punto de la carretera y que se comportan como una persona normal hasta llegar a un determinado punto o kilómetro de la autoestopista,tras llegar a este punto se comportan de manera extraña y desaparecen.

Muchos son los testigos que afirman que han visto una aparición en la carretera,desde la conocida dama de blanco hasta alguien o algo de apariencia extraña,que desaparece poco después de darte su mensaje.

Personas que han sufrido encuentros con Autoestopistas fantasmas han dado descripciones exactas del rostro y vestimentas de las personas que recogieron. Descripciones que al ser verificadas con familiares o informes policiales demuestran que esas personas tuvieron un encuentro real en el que la persona que ayudan y recogen desaparece inexplicablemente antes de llegar a su destino, sin que el coche se detenga. 

Existen leyendas en torno a estas apariciones,de las que poco después  se conocen testigos.Lo cierto es que muchas personas que les ocurre viven en el silencio por miedo a la burla o que no les crean.

*20 de mayo del 1981 testimonio real recogido por la guardia civil*

A pesar de las ya conocidas leyendas urbanas que circulan,se conocen casos de testigos que recogieron agentes de seguridad.

Cuatro Jóvenes de Francia que ayudaron a una chica que hacía autostop y que al llegar a la curva,gritó: ¡cuidado con la curva! y desapareció ante los ojos de los jóvenes sentados a su lado que comenzaron a gritar al ver como desaparecía la chica.Tras el susto se dirigieron a la comisaría a denunciar lo ocurrido y se sorprendieron al conocer que no era el único caso,en esa misma curva.

curvaa

Existen varios casos mas y  en nuestro país,concretamente en Cáceres,Madrid,Guipuzcoa,Valladolid y hace poco me enteré de Alicante.

Algunas de esas leyendas son:   La autostopista fantasma 

Un matrimonio y su hijo regresaban a su casa tras pasar unos días en la montaña. Una carretera comarcal de América del Sur fue el escenario. El momento: una noche con niebla espesa. De pronto, apareció ante el coche, en medio de la carretera, una mujer con el cuello y la ropa ensangrentados solicitando su ayuda. Tras detener el vehículo, la mujer, muy alterada y llorando, les explicó que acababa de tener un accidente y que su coche se había caído por el barranco. La mujer rogó al hombre que le ayudase, pues tenía un bebé que había quedado atrapado entre los hierros del coche.

El hombre, sin dudarlo un momento, cogió su equipo de montaña y descendió por el barranco. Después de un tiempo, que para su familia se hizo eterno, el hombre volvió muy nervioso y con el bebé entre sus brazos. «¿Dónde está la mujer?». «Está sentada en aquella piedra». Pero al dirigir la mirada hacia el lugar donde apuntaba su dedo índice descubrió que allí no había nadie. La señora había desaparecido. El hombre entró rápidamente en el vehículo, e instó a su mujer a que hiciera lo mismo. Después arrancó el coche y se fueron de aquel lugar. «¿Por qué nos llevamos al bebé? ¿Por qué no buscamos a la mujer?», le preguntó su esposa, a lo que él respondió: «Cuando bajé y cogí al crío, vi a su lado a su madre. La señora que nos pidió ayuda estaba allí. Muerta».

hqdefault

La chica de la curva

Era una oscura noche de invierno en la que la niebla impedía ver correctamente el trazado de la carretera. Un hombre conducía de vuelta a casa intentando vencer el sueño tras un largo día de trabajo, cuando vio a una misteriosa chica parada junto a la carretera. Estática. Vestida con un vaporoso camisón blanco.

El chico, pensando que se trataba de la víctima de un accidente de tráfico, detuvo el vehículo para auxiliarla. La mujer, en silencio, subió al vehículo. A pesar de que el conductor intentaba darle conversación, la chica permanecía callada. Quieta. Inmóvil. «Cuidado con la curva», dijo después de un rato. No obstante, la carretera no parecía tener ningún viraje. De pronto, una curva muy cerrada se hizo visible entre la niebla y obligó al chico a dar un volantazo. El coche quedó atravesado en mitad de la carretera y el chico, asustado, miró el asiento de atrás y preguntó: «¿Estás bien?». Pero allí, en la parte trasera, no había nadie. La chica, simplemente, no estaba.

Si te ha gustado,deja tu comentario,un saludo

https://www.facebook.com/EnigmasdeMedianoche7/

 

https://twitter.com/Tamara200310

https://www.youtube.com/channel/UCt-OxHLNHr7tNS_SySpKWpQ

Anuncios

Un comentario en “Apariciones en la carretera

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s